17 oct. 2010

Viaje a Dublín (Parte 2. Los alrededores de Dublín)

En esta entrada vamos a continuar con el viaje que empezamos en Dublín. En la primera parte, nos hemos pateado la capital de Irlanda haciendo hincapié en sus principales atracciones turísticas. A continutación, os propongo visitar los alrededores de la Ciudad. Malahide, Howth, Powerscourt y las montañas de Wicklow serán nuestros destinos.

HOWTH
La primera visita será a los pueblos costeros que están a las afueras de Dublín. Para desplazarnos a ellos, os recomiendo que cojáis el tren. Existen unos billetes con los que puedes viajar durante todo un día de manera ilimitada. El primer destino que os propongo visitar es Howth, un pueblo pesquero pequeñito que está a unos 15 Km del centro de Dublín. El pueblo es de pescadores y está situado en una pequeña península. Frente al pueblo existe una isla conocida por El Ojo de Irlanda. Si os gusta la naturaleza estáis de enhorabuena, porque existen multitud de rutas para realizar caminando que te permiten conocer todo el paisaje.

Puero de Howth

En el mismo puerto podréis ver la curiosa imagen de las focas. En estas aguas es normal que las focas se dejen ver por el puerto, convirtiéndose en una atracción turística. Además, el fin de semana por la mañana en el puerto podréis encontrar un pequeño mercadillo con alimentos de la zona.

Foca en el puerto de Howth

Si tenéis pensado comer un “Fish and Chips” os recomiendo que lo hagáis en esta zona. Normalmente aquí el pescado es más fresco y bueno que el que podéis encontrar en la capital.

Ruinas de la Abadía de Howth

MALAHIDE
La visita a Howth inicialmente puede ser corta, a no ser que hagáis algunas de las rutas que existen para conocer la zona. Así que si no os animáis a hacer unas de las rutas sugeridas que encontraréis, ese mismo día podréis ir a otro pueblo, mi sugerencia es Malahide. Esta es otra pequeña localidad costera que se encuentra más al norte de Howth, y también se encuentra a una distancia de unos 15 Km de la capital. No se trata de un pueblo pesquero, en este sitio lo que podéis encontrar es un puerto deportivo.

El principal atractivo que existe aquí es el Castillo de Malahide. No se trata de una gran construcción, pero su ubicación lo convierten en un sitio con mucho encanto. Está situado en medio de un gran parque a las afueras del pueblo, que lo mantiene ajeno a toda construcción moderna. La visita al castillo cuesta unos 7,50 € por adulto. El tour que se realiza consiste en visitar en grupos algunas salas del castillo con un audioguía (hay en español) en la que se cuenta la historia del mismo. Si tienes algún día libre y decides visitar Malahide, es una visita recomendable. Aunque si lo que vas a visitar es solamente Dublín, no es una parada imprescindible, ya que tampoco vas a encontrar grandes obras de arte y esculturas en el castillo.

Camino que lleva al Castillo de Malahide

Castillo de Malahide

WICKLOW
La última escapada que voy a comentar, y recomendar se trata la visita a las montañas de Wicklow. Están situadas al sur de Dublín. Para visitar esta zona existen varias opciones como alquilar un coche y lanzarse a la aventura o realizar una excursión guiada. En nuestro caso hemos realizado una excursión guiada.  La empresa con la que la hemos realizado se llama “Dublín en español”. La excursión contratada incluye una visita a la mansión de Powerscourt y sus jardines, considerados de los más importantes de toda Irlanda. En la mansión también existe una importante tienda de Avoca para el que quiera realizar compras. 
Jardines de Powerscourt

Jardines de Powerscourt

Torreón de los Jardines de Powerscourt

Mansión de Powerscourt



Tras esta parada, el viaje sigue hacia Glendalough. En este destino se ven los restos de un antiguo monasterio celta y su cementerio. También se da una vuelta por los lagos cercanos al monasterio, que han sido en numerosas ocasiones escenarios de películas. Durante toda la excursión un guía irá comentando en castellano información relacionada con la excursión. Contará desde hechos históricos hasta consejos sobre la ciudad a día de hoy, será una información muy completa. La excursión dura un día y cuesta unos 35,00€. Por el contenido de la misma, y por el trato e información suministrada por el guía (el que hemos conocido es un español de Zaragoza), la convierten en una actividad recomendable. Si conocéis a alguien que conozca el sitio, tal vez os compense ir por libre. Pero de no ser así, la mejor manera de adentrarse en las montañas de Wicklow pasa por la excursión.

Cementerio y Torre del Monasterio de Glendalough

Ruinas de la iglesia del Monasterio de Glendalough

Paisaje de "Upper Lake", el lago superior de Glendalough

Con estas salidas damos por finalizado el viaje a la capital de la República de Irlanda, Dublín. Espero que os haya gustado, y si os animáis a conocer en persona la ciudad os sirva de ayuda lo que os he contado. Si tenéis algún comentario, sugerencia, queréis alguna informacion mas especifica sobre este viaje, recordaros que podéis mandarme un correo, o poner un comentario en la entrada. Nos vemos en el próximo viaje.

Os dejo con enlaces relacionados con esta entrada.

ENLACES INTERESANTES




PREDICCIÓN METEOROLÓGICA


1 comentario: