8 mar. 2011

Asakusa. Entre la religión y el turismo

Para empezar a descubrir esta ciudad, mi primer destino ha sido Asakusa, probablemente uno de los barrios más típicos que puedas encontrar. Es una zona donde se entremezcla lo religioso con lo turístico. El barrio está en la orilla oeste del río Sumida, y para llegar allí basta con tomar el metro e ir a la estación de Asakusa (Estación G19).



Nada mas salir de la estación, si vamos hacia el oeste llegamos a la puerta de Kaminari-mo. Es una puerta de madera de la que pende un farolillo gigante de papel, al pasar la puerta empieza la calle Nakamise, que nos lleva hacia el templo Senso-ji. Esta calle está repleta de pequeñas tiendas que venden todo tipo de souvenirs, y productos típicos de Tokio. Aquí podemos comprar Abanicos, Kimonos, farolillos de papel, figuras japonesas, todo tipo comidas típicas,…
Puerta de Kaminari-mo
Calle Nakamise
Una vez que pasamos por todos los puestos y llegamos al final de la calle, nos encontramos otra nueva puerta que es la entrada al Templo Senso-ji. Este templo fue construido en honor al Dios Kannon, es el más antiguo de Tokio y es un templo Sintoísta. El Sintoísmo es la segunda religión más popular en Japón, tras el budismo, y se basa en la adoración a la naturaleza.
Entrada al Templo Senso-ji
Al cruzar la puerta encontramos en frente el Hondo, que es el edificio principal del templo. Para entrar en éste hay que purificarse, para ello hay un incensario gigante del que te tienes que echar incienso en la cabeza, y luego unas fuentes en las que te tienes que lavar las manos y la boca: primero mano izquierda, luego la derecha y luego la boca.
Hondo
Incensario
Fuente para lavarse las manos y boca
Dentro del recinto del templo, venden unas tablas de madera, en las que tú puedes escribir tus deseos, luego colgarlas en un sitio específico, y esperar que el Dios te ayude a conseguirlos. Es curioso encontrar algunas escritas en español, la que más me llamó la atención sin duda fue la que os pongo abajo.
Tabla con deseo peculiar en español
Por la módica cantidad de 100 yenes (sobre 0,90€, según el cambio), también puedes comprarte un palito para predicir el futuro. Consite en un recipiente con muchos palitos de madera, del cual sacas uno, que tiene un número. Con ese número te vas a unos cajones enumerados, abres el que corresponde, y tomas un papel con tu futuro. Si tu futuro no es como esperabas no te preocupes, lo atas en unas cuerdas destinadas para ello, y el Dios Kannon te ayudará a solucionarlo.
Palitos para predecir el futuro
Dentro del mismo recinto, a la izquierda encontramos una pagoda de 5 plantas y a la derecha del edificio principal un pequeño santuario.
Pagoda de 5 plantas
Tras visitar el templo, podemos ir al parque de atracciones de Hanayashiki que se encuentra a la izquierda del templo. Es un pequeño parque de atracciones con las montañas rusas más antiguas de Japón que lleva abierto desde 1853, la entrada cuesta 900 yenes. Yo no he llegado a entrar, así que no os puedo contar qué tal la experiencia.

Otra opción tras ver el templo es irse en dirección opuesta, hacia el río, y pasear por el Parque Sumida, que está a la orilla del río de mismo nombre. Desde aquí se puede contemplar algunos edificios característicos de Tokyo. Por un lado está la torre Tokyo Sky Tree, que es el edificio más alto de la foto y ahora mismo está sin terminar. Cuando la terminen medirá 634 metros y podremos contemplar la torre más alta del mundo, la estructura más alta en una isla y la segunda estructura más alta del mundo.  Dicen que la terminarán para diciembre de 2011, así que puede que esté por aquí para verla terminada.
Vistas desde el río Sumida
El otro edificio que llama la atención nada mas verlo es el que tiene una especie de llamarada en lo alto (eso al menos pensé yo). En realidad creo que se trata de una gota de cerveza, ya que el edificio es de una marca de cerveza japonesa, Asahi.

Con estas vistas doy por concluida mi primera expedición por Tokio.



4 comentarios:

  1. Cuelga mi deseo:
    Ir al Parque de atracciones :)
    Bso

    ResponderEliminar
  2. Que bueno Agu. Pedazo de fotos, una pasada, no sabes la envidia sana que te tengo ;-).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cuelga lo siguiente en el sitio de deseos:

    La décima!! La décima!!!

    ResponderEliminar
  4. @Patri: No se si el hecho de que una montaña rusa tenga más tenga más de 100 años es una seguridad o una temeridad.
    @Rafa: Se me olvidó, tendré que volver

    ResponderEliminar